COMPOSICION AL SEÑOR DE LOS MILAGROS PARA NIÑOS

Composición al Señor de los Milagros para niños

La imagen oficial del Señor de los Milagros que se venera en el mes de Octubre fue la de Benito,  un esclavo angoleño que en el siglo XVI vivía en un barrio llamado Pachacamilla que quedaba en Lima. Y fue recién en el año de 1651, que sus paisanos, también negros angolas le construyeron una capilla para venerarlo pues fundaron una cofradía.

En 1655, Lima sufrió un gran terremoto, sin embargo el muro de la imagen de Cristo no se quebró, se mantuvo intacta,  por lo que se consideró un milagro, que fue comentado de boca en boca entre los esclavos, y muchas personas más. Otro milagro que se le atribuye es le que ocurrió en el año 1670, a Antonio de León, que sufría de dolores de cabeza y quien acudió a la capilla del Cristo de Pachacamilla a pedirle sanación, logrando ser sanado. Así se sucedieron muchos milagros que dieron paso a que el virrey Conde de Lemos mandara construir un pequeño templo en su honor en el año 1671 .

Otro terremoto se produjo en 1687, y el Cristo de Pachacamilla quedó intacto otra vez. Y por esto sus devotos, que ya eran muchos, realizaron una réplica en un lienzo y se realizó la primera procesión del Señor de los Milagros. En 1715, se le nombró "Patrono jurado por la Ciudad de los Reyes contra los temblores que azotan la tierra".

En 1764, el virrey Amat y Juniet, ordenó construir la Iglesia de las Nazarenas, que fue inaugurada en 1771. Es allí donde se le venera hasta la actualidad.

COMPOSICION AL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Composición al Señor de los Milagros

La venerada imagen del Señor de los Milagros fue obra de un esclavo angoleño llamado Benito, que a mediados del siglo XVI vivía en un galpón del barrio de Pachacamilla, en Lima. Hacia 1651, los negros angolas fundaron una cofradía y construyeron una capilla para venerarlo.

El 13 de noviembre de 1655, Lima sufrió un terrible terremoto pero el muro de adobe donde estaba la imagen de Cristo quedó intacto, lo que fue considerado un milagro que corrió de boca en boca entre los esclavos negros y libertos, y otros grupos sociales. Hacia 1670, el vecino Antonio de León, quien sufría terribles dolores en la cabeza acudió a la capilla del Cristo de Pachacamilla y poco después encontró alivio a sus males. Pasando los años, los milagros atribuidos a la imagen fueron aumentando. Por ello en 1671 el virrey Conde de Lemos mandó construir un pequeño templo en su honor.

El 20 de octubre de 1687, se produjo otro terremoto en Lima y el Cristo de Pachacamilla quedó a salvo nuevamente. Por ello sus devotos hicieron una réplica en un lienzo y realizaron la primera procesión del Señor de los Milagros por las calle de Lima. En 1715, el Cabildo de Lima lo declaró "Patrono jurado por la Ciudad de los Reyes contra los temblores que azotan la tierra".

En 1764, el virrey Manuel Amat y Juniet, por pedido de Micaela Villagas, "la Perricholi", mandó construir la Iglesia de las Nazarenas, que fue inaugurada en 1771. Desde entonces, el también llamado "Cristo Moreno" recibe en este templo a miles de devotos, entre grandes y niños, que todos los años llegan para rendirle culto desde muchas partes del mundo. Esta iglesia es también el punto de la partida y llegada de las grandes procesiones del mes de octubre.